Un racó en el que es permet somiar. Tanca els ulls i estén les ales...

dijous, 9 de juny de 2016

No debo nada a nadie

No debo nada a nadie.
Sin embargo tengo la sensación de
deber  tanto y a tanta gente...
Para empezar a mis padres a los que debo la vida
y aun sin fin de personas que están y,
más si cabe, a las que se fueron.
También debo deberle al tiempo pasado y al presente
y a la naturaleza por su grandeza.
Le debo al agua y a la tierra,
al fuego que me quema
y al viento que me lleva
a mil parajes con mil colores y trajes.
Puede que deba a las pequeñas cosas
que me alegran los días
y también a las grandes (dejémonos de humildades).
Debería deberle al que me critica
de igual manera que al que me alaba.
(Debería pensarlo, debería pensarlo…)
Pero a quién más debo es a mí misma
por aguantarme
y por darme oportunidades
cuando erro
y cuando, erre que erre,
repito las cosas hasta el infinito.
Le debo también a la piedra
con la que tropiezo
una y dos veces,
y que hasta le he cogido cariño.
Aun así y todo, y la gran lista de deberes,
que no créditos,
juraría y juro que
no debo nada a nadie.

Fotografia pròpia

6 comentaris:

  1. Jo et dec a tu aquest poema tan bell, que ens fa pensar.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jo a tu sí que et dec cada lectura i cada comentari en els que et fas present.
      Només que per això, gràcies Xavier.

      Elimina
  2. si...es un modo de pensar que nos desnuda unas huellas de tu vida y nos muestra a esa mujer que late en cada una de sus "h" , que nos entrega sin pedir nada un mucho de su todo.

    Me gusta escucharte mientras el café se enfría, dejar que tus palabras presten tiempo al tiempo y encontrar en cada renglón una razón más sin más, para regresar y seguir escuchándote.

    Beso.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sólo por leer este comentario que apunta prosa poética, te debo y te doy las gracias.

      Ah, y tómate ya ese café, que frío no vale nada. :)

      Besohs.

      Elimina