Un racó en el que es permet somiar. Tanca els ulls i estén les ales...

dimecres, 4 de novembre de 2015

Palacio de alabastro

Dicen que somos instantes,
que cada soplo
-de vida-
no volverá jamás.
Jinetes
a lomos de un reloj
de arena,
cabalgando sin cesar.
Dicen que existe
un palacio de alabastro
al final de la senda.
Pero no nos incumbe
pues seguimos
con los pies en la estribera,
en cada instante,
a cada aliento
con el viento por bandera
acariciándonos el rostro
acompañados, siempre,
de la suerte de los astros.
No busques en las cartas
ni en los posos del café;
tu destino se llama instante,
éste que se marcha
sin dejar rastro,
camino
del palacio
de alabastro.

6 comentaris:

  1. Es imposible prenderlo todo a una vida, se nos va en intentarlo y en perdernos entre tonterías.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Imposible, pues la vida está compuesta de infinitos, aunque caducos, instantes.

      Gracias g!

      Elimina
  2. L'alabastre és un material que es desfà com el guix, llavors entenc la metàfora com que el destí es dilueix en el no res, igual que vivim instant a instant sense deixar rastre, camí del palau de sorra. Ah però com d'intensos són aquests instants, com bé dius, hi cap l'eternitat en un instant.

    ResponElimina
    Respostes
    1. M'encanta aquesta metàfora del destí que es desfà com el guix en la que, sincerament, no hi havia pensat.
      Ai de l'eternitat dels instants, i quanta vida hi cap en un de sol...

      Gràcies gateta!

      Elimina
  3. Creo en el destino, el café me da ardor de estómago y , en las cartas, no paso del mus y del tute.

    Creo en el destino que , como la ¿justicia?, tiene una venda para justificarse ante nosotros.

    -"Es que no sabía que eras tú y te..."-

    Pero me gustan tus instantes que son senda y vuelo ; me gusta esa arena que habita los relojes y los poemas que son sendero.

    Un petoh , una rosella

    ResponElimina
    Respostes
    1. Y a mí me gusta esa venda que lleva (tu) destino que, en cierto modo, es esperanza y fe.

      Un petoh i un ram de roselles.

      Elimina