Un racó en el que es permet somiar. Tanca els ulls i estén les ales...

dilluns, 5 d’octubre de 2015

Los silencios prestados

—Déjame, anda.
¿Y ahora por qué te vas?
—¿No me acabas de decir que te deje?
—Me refería a que me dejaras con mis pensamientos. Y te pedía, que para ello, me regalaras un silencio. Porque mis pensamientos, contigo y tu silencio prestado, se hacen buena compañía.
—¿Entonces me pides que me quede callado a tu lado?
—Para qué llenar este pequeño espacio con preguntas y palabras. ¿No ves que no nos hace falta rellenar vacíos? Todo en ti conmigo, y en mí contigo, ya rebosa; no cabe nada más.
Y ahora anda, déjame...

Se sentó a su lado en una mullida butaca y abrió el periódico, resoplando. Al cabo de un minuto bajó sus gafas de pasta y la miró atentamente: estaba preciosa cuando se ponía en plan pensativo. ¿Pensará en mí, mi princesa loca?


Fotografia: Hanna Seweryn

8 comentaris:

  1. Pensaments sorollosos, estança silenciosa.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Cert... sorollosos en el cap, silenciosos per altri.

      Gràcies, Xavier.

      Elimina
  2. és una sort que algú regali silenci sense haver-ho de demanar, lo poc que es pugui dir després tindrà major substància, si n'és de necesari dir res.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Quántes paraules ens estalviaríem si només pronunciéssim les verdaderement importants i necessàries. Però el món no està preparat per a tants silencis...

      Gràcies, sr. nadie.

      Elimina
  3. segur que sí, o al menys paga la pena fer-se aquesta il·lusió

    ResponElimina
    Respostes
    1. Potser sí, qui sap; però l'únic que sabem és el que ell pensa, que és formar part dels pensaments d'ella.

      Gràcies per la visita, g!

      Elimina
  4. Siempre he creído que lo más difícil e intimo de compartir , entre dos personas , es un silencio.

    Un petoh.

    Un silencih.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Llevas mucha razón, un silencio es un momento de alta intimidad que muchas parejas y amistades de gran complicidad deberían probar de compartir.

      Un petoh en el silenci.

      Elimina