Un racó en el que es permet somiar. Tanca els ulls i estén les ales...

diumenge, 24 d’abril de 2016

Bastado de sueños

—¿Qué es la vigilia?
—El no sueño.
—No es cierto, pues sueño más estando despierto.
—Claro, es que existen dos tipos de sueños. El descanso del cuerpo y de la mente, y aquel estado de fantasía, ilusión y  paradójicamente: de ensueño, difícil describir y distinto para todos. Me atrevería a decir que hay tantos sueños como colores (siempre que seas afortunado y visites dichos paraderos multicolor).
—Entiendo, pero mis sueños, que no sé si son los mismos de los que me hablas (no recuerdo si tienen colores, aunque sí sé que su luz me absorbe y ciega) no los vivo en la noche, o sí, pero no en la noche entre sábanas y con los ojos cerrados por el cansancio. No sé si me explico…
—Perfectamente, eres de los que sueñan despierto.
—Quizá se llame así, no estoy al caso, pero ahora me preocupa…
—No temas, no es malo soñar despierto, fantasear de día y además de noche.
—Ahí está el problema. No es que sufra de desvelo o insomnio, no se trata de eso. Pero yo nunca sueño a partir de medianoche, no en el momento en que con los ojos ya cerrados dejo de ser consciente.
—¿Nunca soñaste estando dormido?
—Nunca, que yo recuerde.
—Deja que piense… Pueden suceder dos cosas: o soñaste y no lo recuerdas, o en otro caso más extremo, digamos que estás bastado de sueños.
—¿Bastado de sueños?
—Exacto. Sueñas tanto en la vigilia, tanto, que durante el sueño (entendamos del cuerpo) ya no te quedan más sueños por vivir, revivir o “resoñar”.
—¿Y eso es bueno o malo?
—Depende de cómo lo mires. Sería malo si soñaras tanto en vigilia que vivieras más (si es que realmente es vida) en el mundo de los sueños que en el real, de a pie, mundano; y sería bueno por tu gran capacidad de abstracción y tu habilidad natural por fantasear, de la cual algunos carecen e incluso envidian.
—¿Sabes? No me importa si se trata de la primera opción, pues lo que conozco de este mundo me repugna, y quizás por ello prefiera vivir en mi mundo. Mi mundo, el de los sueños en vigilia es más limpio y se respira mejor, y no me refiero al aire precisamente.
Ya no me preocupa, prefiero estar bastado de sueños.

Imatge trobada a la xarxa

8 comentaris:

  1. Me gusta esta interpretación. Yo empiezo a pensar que me pasa algo parecido. Aunque, en mi caso, también sueño durmiendo pero no lo recuerdo bien del todo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me pasa como a ti. También sueño durmiendo, pero lo recuerdo vagamente.
      Anuque puestos a escoger, preferiría no soñar dormida y estar bastada de sueños.

      Gracias por la agradable visita, g.

      Elimina
  2. Sé que somnio, a vegades em desperto a mig somni. Però al matí ja no el recordo.
    Quan somnio despert, sí que els tinc presents.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Així és com acostuma a passar.
      La diferència i avantatge és que quan somiem desperts, l'inconscient no ens juga males passades. Som creadors de somnis...

      Gràcies Xavier, somiador.

      Elimina
  3. Respostes
    1. Es posible, verdad?

      Un beso y gracias por la visita, Amapola azulada.

      Elimina
  4. ...y yo.

    Con los ojos cerrados, con los ojos abiertos, con la mirada buscando el final de mi nariz o las huellas de mi gato.

    Sin sueños somos poca cosa.

    Un petoh-soñado

    ResponElimina
    Respostes
    1. “No duermas para descansar, duerme para soñar. Porque los sueños están para cumplirse” (Walt Disney)

      Un petóh d'(in)somni.

      Elimina