Un racó en el que es permet somiar. Tanca els ulls i estén les ales...

diumenge, 24 d’abril de 2016

Bastado de sueños

—¿Qué es la vigilia?
—El no sueño.
—No es cierto, pues sueño más estando despierto.
—Claro, es que existen dos tipos de sueños. El descanso del cuerpo y de la mente, y aquel estado de fantasía, ilusión y  paradójicamente: de ensueño, difícil describir y distinto para todos. Me atrevería a decir que hay tantos sueños como colores (siempre que seas afortunado y visites dichos paraderos multicolor).
—Entiendo, pero mis sueños, que no sé si son los mismos de los que me hablas (no recuerdo si tienen colores, aunque sí sé que su luz me absorbe y ciega) no los vivo en la noche, o sí, pero no en la noche entre sábanas y con los ojos cerrados por el cansancio. No sé si me explico…
—Perfectamente, eres de los que sueñan despierto.
—Quizá se llame así, no estoy al caso, pero ahora me preocupa…
—No temas, no es malo soñar despierto, fantasear de día y además de noche.
—Ahí está el problema. No es que sufra de desvelo o insomnio, no se trata de eso. Pero yo nunca sueño a partir de medianoche, no en el momento en que con los ojos ya cerrados dejo de ser consciente.
—¿Nunca soñaste estando dormido?
—Nunca, que yo recuerde.
—Deja que piense… Pueden suceder dos cosas: o soñaste y no lo recuerdas, o en otro caso más extremo, digamos que estás bastado de sueños.
—¿Bastado de sueños?
—Exacto. Sueñas tanto en la vigilia, tanto, que durante el sueño (entendamos del cuerpo) ya no te quedan más sueños por vivir, revivir o “resoñar”.
—¿Y eso es bueno o malo?
—Depende de cómo lo mires. Sería malo si soñaras tanto en vigilia que vivieras más (si es que realmente es vida) en el mundo de los sueños que en el real, de a pie, mundano; y sería bueno por tu gran capacidad de abstracción y tu habilidad natural por fantasear, de la cual algunos carecen e incluso envidian.
—¿Sabes? No me importa si se trata de la primera opción, pues lo que conozco de este mundo me repugna, y quizás por ello prefiera vivir en mi mundo. Mi mundo, el de los sueños en vigilia es más limpio y se respira mejor, y no me refiero al aire precisamente.
Ya no me preocupa, prefiero estar bastado de sueños.

Imatge trobada a la xarxa

dimarts, 19 d’abril de 2016

El refugi

—Necessito un refugi per aquesta nit —va dir-li capcot, a la velleta que li va obrir la porta.

La dona, que no estava gens atemorida pel fet que un desconegut hagués picat a la seva porta a aquelles hores intempestives, se'l va mirar lleugerament i de dalt a baix, primer, per acabar aprofundint en els seus ulls, fins a gairebé torbar-lo.

—Disculpi, crec que no m'ha sentit. Li deia que necessito un...
—L'he escoltat perfectament! Tinc algunes xacres pròpies de l’edat, però l’oïda la conservo intacta. L’he sentit tant bé com escolto a l’uníson i en aquest precís moment, el cant dels grills i el carrisquejar de les seves dents, i que dedueixo que no es tracta de fred, en aquesta nit excepcionalment càlida.
M'ha dit que necessita un refugi per aquesta nit, i percebo per l’encongiment d’espatlles, que no només es tracta d'aixpoluc per una ni per dues nits. Com també me n'adono, i no sóc bruixa sinó longeva i amb molt terreny trepitjat, que la meva casa no li servirà de refugi, no per la protecció que vostè necessita, ni mil cases com la meva. La meva intuïció em diu que si el firmament fos una flassada de seda i els estels en formessin un bonic estampat hindú, i si per aquelles coses de la màgia pogués tapar-se amb ell, molt em temo que els peus li quedarien al descobert. Res avui, res en aquesta nit excepcionalment càlida li serviria per alleugerir aquest fred que du calat als ossos.

Ells ulls del desconegut van començar a humitejar-se i la dona va finalitzar: —Però no es preocupi! Passi, li faré una bona tassa de caldo. Escalfar el cos és el primer pas per escalfar l’ànima. Passi i acomodi's.