Un racó en el que es permet somiar. Tanca els ulls i estén les ales...

dijous, 25 de febrer de 2016

El mañana no se olvida

Si te digo que el mañana no se olvida
pensarás que es una memez
y que carece de toda lógica.
Pero es que me niego
a anclar mis pies en el pasado;
a malgastar valiosas horas
en atrapar nubes de antaño,
escurridizas entre mis manos.
Y no es que reniegue de mis raíces
las cuales apoyo en mi regazo,
en ataques de bella melancolía.
Lo que quiero es plantar las mías,
sembrar mi futuro
a base de árboles fruteros y,
desechar los arbustos
y malas hierbas.
Quiero conrear mi futuro,
labrar mis proyectos y, como no,
regar mis sueños.
Pero más que nada,
pretendo no olvidar
este pensamiento
que tatarareo en voz baja:
“el mañana no se olvida…”

¿Puede un deseo ser recuerdo?
¿Pueden hacerse realidad los sueños,
con un chasquido de dedos?
Quizá sólo el mañana
tenga todas las respuestas
-dice con voz grave
el duende que duerme
en mis calcetines raídos-


Anhelo vivir este presente
deseando que el mañana,
mi propio mañana,
no caiga en el olvido.
Y no me vale que llegue un día
que el futuro sea pasado
porque yo creo
a pie juntillas,
en la eternidad.


diumenge, 14 de febrer de 2016

Sentémonos al porche

Sentémonos al porche
a esperar envejecer.
Cuando caiga la luz de la tarde
y los últimos rayos doren el maíz,
que dan brillo a tus mechones,
moriremos.
Vayamos al porche.
Yo me sentaré en el banco
y tú en la mecedora
en la que una vez
tejiste nuestros sueños.
Y cuando la última lágrima
repose en el surco
de tus bellas arrugas,
será el anuncio del final,
de nuestro dulce fin.
Sentémonos al porche
a esperar envejecer,
juntos...

dimarts, 9 de febrer de 2016

La gent, la meva gent

M'agrada la gent que quan et pregunta "com estàs?" verdaderament espera resposta (i a més, l’autèntica).
M'agrada la gent que et mira als ulls constantment... constantment, excepte quan esclata a rialles, i les ganyotes li ho impedeixen (com m'agrada aquesta gent que riu amb ganes!)
M'agrada la gent que quan veu que et fas mal, fa ganyots de dolor propi (i el cert és que el patiment compartit, és menor).
M'agrada la gent amb la boca oberta (m'agrada saber que encara queda gent innocent que se sorprèn).
M'agrada la gent que corre sota la pluja, i les senyores que es posen bosses al cap, i els nens que xipollegen amb bótes grogues (m'agraden els paraigües tancats).
M'agrada asseure'm al banc del parc, obrir la llibreta, observar la gent i apuntar totes aquelles persones que m'agraden. I m'agrada arribar a l'últim full i tenir més i més noms per anotar.
M'agrada la gent, la meva gent.

Vinyeta: Quino

dilluns, 1 de febrer de 2016

(des)equilibrios

¿Y a ti, qué te enamoró de él?
Pues te diré que no fue tanto lo que me enamoró, sinó lo que me enamora.
¿Entonces, qué es?
De él, me enamora su forma de quererme. De quererme y de mirarme como me mira, y de yo notárselo en su pulso, y de pintar luces en mis sombras, y de llegar a desvanecerme, por saberme tan amada.
¿Puede alguien pedir algo más que eso?
Sí que se puede pedir: quererse de igual forma.
Te equivocas, pues el equilibrio no es bueno para el amor, y en ninguna de sus formas.

Pintura: Gueli Torres